Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

Tu opinión

‘AÑO DE MMXV ES BIEN’ / Mario Sánchez del Real

Pues como todos los años que acaban, hay que hacer recuento de bajas, de porrazos recibidos y, por qué no, de buenas cosas sucedidas también. El año MMXV hay que reconocer que ha sido sorprendentemente enriquecedor. Espero que tengan la misma sensación que un servidor y coincidan en que claramente hubo más actividad en todos los sentidos. Otra cosa es que se traduzca en más negocio y crecimiento real de las agencias, pero lo que se dice curro, hubo por un tubo.

Ser un sector que resulta un indicador económico de primera fila, es lo que tiene, para bien y para mal, claro. Si bien cuando arrancan las recesiones económicas, el primer zarpazo se lo pegan airosos los directores financieros a sus poco queridos y gastones compañeros de marketing, cuando la cosa escampa, se nota. Me atrevo a decir que mucho más lento que las precipitadas retiradas de inversión, pero se nota.

Si la inversión arrancaba el año en sus primeros meses con una clara subida, ha acabado en un entorno del 8%, superando el año anterior. Tras dos años de crecimiento y después de sufrir casi siete (sí, 7 años 7, como los toros) de caídas, son buenas noticias que aunque deberíamos celebrar con un buen cava, más bien lo haremos con una ronda de aspirinas, porque casi llegamos muertos a estas alturas del partido. Además, parece que los Reyes Magos (si existen o si les deja el excelentísimo Ayuntamiento de Madrid), traen nuevas cifras que estiman que este año nuevo será aún mejor, con un aumento de la inversión publicitaria en medios por tercer año consecutivo. ¿Habremos sido niños buenos? Pues sigan siéndolo, plis.

Por otro lado, pasaron muchas cosas curiosas, como el paseo mundial de una campaña histórica como Hologramas, que, aunque me reservo mi opinión personal, ha cuajado tan claramente como lo hacía antaño la nieve, llegando a las cotas más altas en todos los festivales y siendo ¡la campaña española más premiada de la historia! Bueno, me mojo; yo no lo veo.

También vino el esperado Apple Watch. Siento decirlo pero es el primer cacharro de la manzana que no me ha encandilado, aunque molar, mola. Igual la expectativa superó esta vez al propio aparato. ¿Es casualidad que tras la desaparición de Jobs el primer gran lanzamiento no haya sido un éxito total? Pregunto. Ahí lo dejo... Siguieron pitando a Gerard Piqué y siguió liándola parda en Twitter. ¡Qué gran community manager se ha perdido el mundo, madre!

Recientemente la tele ha sufrido un cambio radical. La audiencia, digo la gente, participó en directo en las redes sociales como nunca. Se petó todo con las elecciones y siguieron los debates como si fueran Gran Hermano. Se superaron los comentarios trendy de mujereshombresyviceversa y por primera vez parece que la política interesó al personal, aunque solo fuera para plagar la interné de tuits, memes y cachondadas variadas sobre el hombre invisible, Don Mariano. Pues bien.

Pero muy por encima de todo, lo más relevante por muchos puntos de distancia fue sin duda el retorno de la saga Star Wars y su episodio VII. Esto no sólo ha marcado el final de un año de esfuerzo personal y de toda nuestra agencia, sino que ha supuesto el rejuvenecer de los que ya pasamos los XLV’s. Cifras de infarto en taquilla a nivel mundial y niños que se tragan pelis ¡de hace casi cuatro décadas! Fantástica demostración de que el buen contenido y el storytelling perdura por encima de las técnicas y los renders tresdeseros. Enhorabuena a Mr. Darth Vader & Company, que siguen siendo adorables malos forever and ever. El despertar de la Fuerza es el despertar de la franquicia más prolija, rentable y conocida de esta galaxia nuestra, una fuerza poderosa que nos hace rejuvenecer a los que lo vivimos de niños. Gracias.

Pues poco más. Mi lista de acontecimientos es corta pero relevante como pueden comprobar. Esperemos que en el año MMXVI la cosa vaya bien o al menos como este pasado MMXV. Que la fuerza os acompañe.

Comentarios

fer

¿"Yo no lo veo"? Deberías argumentar con más peso para criticar el trabajo de otros compañeros. Dignificar esta profesión empieza por nosotros mismos.

Mario

A ver, la sección se llama "opinión", y eso es lo que significa "yo no lo veo", o lo que es lo mismo: no, a mi no me parece la mejor campaña española de la historia. Lo cual no significa que no me guste o considere buena o incluso muy buena. Ni hago de menos a nadie ni la he criticado de forma aleatoria, es tan sólo una opinión, tan válida como cualquier otra.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.