Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

Tu opinión

‘Gracias *S.C.P.F...’. Un artículo de Carlos Sanz de Andino

No es mi agencia, y nunca trabajé en ella, pero yo creo que a estas alturas *S.C.P.F… es ya una marca que pertenece a todos los que amamos la publicidad. O sea que –con permiso- también es un poco mía. Y como a muchos de los que somos de *S.C.P.F… sin haberlo sido nunca, se me hizo un ballestrinque en las tripas cuando me topé de sopetón, todavía entre chapuzones estivales, con la noticia de su próxima desaparición como enseña. No es que no fuera esperable, se veía venir incluso, pero como el final del verano, que también sabes que va a llegar y no por eso deja de provocarte siempre esa desazón con reflujo de Dúo Dinámico.

Aunque nunca trabajé allí, sí tuve la oportunidad de coincidir con ellos en algún proyecto conjunto de agencias. Podía haber sido una situación tensa y acabó siendo un placer. Disfruté con Luis Cuesta y Juanma de la Nuez de muchos intercambios de ideas, a veces tenis y a veces ajedrez, que me reafirmaron en que una de las cosas más bonitas de la publicidad es conversarla. Con Toni tenía la relación de vernos en saraos de la profesión, pero nunca en una sala delante de un brief. Y solo puedo decir que basta un rato trabajando con él para apreciar la sabiduría publicitaria que se le cae, casi sin querer, en forma de comentarios que apenas pretenden ser casuales. Siempre insisto en que para mi agencia yo quiero gente buena y buena gente, y precisamente eso fue lo que me encontré esos días en *S.C.P.F… Gente muy lista. Y buena gente.

CICLOS

Supongo que es ley de vida. A menudo las marcas, como los humanos, cumplen su ciclo: nacen, crecen, se reproducen y mueren. Y más todavía cuando son marcas tan vivas y tan asociadas a personas. En el tiempo que llevo en esto he visto muchas agencias que se han fusionado, han mutado, han sido absorbidas o simplemente se han esfumado sin apenas emitir un suspiro… MMLB, Remo, Casadevall & Pedreño, Delvico, Slogan, DMB&B, Lintas, CP Comunicación, y tantas otras que seguro Sergio Rodríguez recuerda mejor que yo porque sigue manteniéndolas vivas en su meritorio Museo de la Publicidad. Las agencias se van, desaparecen o se convierten en otras agencias mientras sus profesionales siguen creciendo en otras plazas, pero sus legados permanecen y lo que aprendimos gracias a ellas se instala en algún recoveco de nosotros, aunque con el paso del tiempo se nos desdibuje el origen.

Yo, personalmente, lo que me quedaré de *S.C.P.F…, más allá de la excelencia de muchas de sus piezas, es esa forma de pensar la creatividad desde la estrategia, ese empeño en entender y definir el todo antes de abordar cada una de sus partes. *S.C.P.F … ha creado su marca creando marcas, y a ellos les debemos algunos de los conceptos más inspiradores de nuestra pequeña historia de la publicidad.

GRACIAS

Y por eso, gracias a vosotros, hoy me gusta más conducir, no me asusta redecorar mi vida y he aprendido a ser agua, amigos míos. Y también, gracias a vosotros, hoy me gusta más mi trabajo. Así que gracias S, gracias C, gracias P y gracias F. Y también gracias Juanma, gracias Miguel, y gracias al resto de los puntos suspensivos que sugiere el logo, y no son tres sino trescientos, que alguna vez formaron parte de la agencia o que todavía lo siguen formando. Gracias a vosotros la publicidad ha sido durante estos años un lugar mejor y mucho más interesante. Buena suerte, y seguid siendo un poco *S.C.P.F… allá donde vayáis.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión