Búsqueda avanzada

Anuncios Blogs

Publicidad

Intro

Tu opinión

‘Cuchicheo’. Un artículo de Antonio Pacheco

Iba a titular esta columna Susurritos pero, acudiendo a Google Translate para buscar significados de la palabra whisper, he sucumbido a la belleza del vocablo cuchicheo y no me he podido resistir. Whispers es el nuevo programa de fidelización de Rolls- Royce. Uno, viejo gladiador de las batallas de los CRM cuando aún no existían CRM, de las espirales de la lealtad, de las felicitaciones cumpleañeras que adornaban cada propuesta, se emociona ante la perspectiva de que una marca de este porte se meta en las arenas pantanosas del universo fidelizador. Inmediatamente, se adivina uno pensando en si los conductores de un Rolls son más de un 10% de descuento en todo Primark así, a lo loco, o si trabajan más el mundo del sorteo y se les puede tentar con la posibilidad de un pase de temporada para Faunia.

Antonio Pacheco Columna

Porque, claro, ¿cómo se le soborna con regalitos o con actividades a alguien que tiene de todo? En principio, parecería que las posibilidades son infinitas, que si se te ocurre que les vas a regalar unos donuts bañados en oro por su cumple, el único problema es encontrar un proveedor de oro comestible que mole. Pero cuando te enfrentas al briefing, te das cuenta de que el público objetivo es ese coleccionista de figuritas de Lladró al que le quieres regalar una figurita de Lladró porque sabes que es lo que más le gusta, pero el problema es que las tiene todas.

Así que ardo en curiosidad por ver qué tipo de golosinas marquetineras se les puede ofrecer a los usuarios de estos bellos y nada ostentóreos vehículos. Por cierto, en este asunto tan sofisticado, ¿será apropiado hablar de usuarios o en el diseño de la app se habrán visto obligados a aplicar las directrices del DX (Dignatario Xperience)?

En la nota de prensa del lanzamiento describen algunas de las recompensas y, oye, no tienen mala pinta: diseñar tu propio circuito de carreras junto a un grupo de expertos, conseguir un Monopoly personalizado que incluye tus propiedades, reservar una actuación de la New York Philarmonic Orchestra solo para ti o, incluso, pasar por la alfombra roja y asistir a la ceremonia de los Oscar… vamos, las cositas típicas de los planes de fidelización.

MOURINHO Y ROBSON

Pero no se vayan todavía, que aún hay más. Utilizando mi inglés un poco al estilo Mourinho cuando era el traductor de Bobby Robson, les reproduzco el párrafo clave de la nota de prensa: “A través de Whispers, Rolls-Royce ofrece, para el deleite de sus clientes, acceso a una increíble y –en ocasiones- caprichosa colección de ofertas de artículos de lujo, destinos por descubrir y, tal vez lo más importante, la posibilidad de contactar de forma segura y de crear una comunidad con algunas de las mentes más poderosas del mundo. Whispers ofrece a sus miembros la oportunidad de conectar con otros dueños de un Rolls-Royce y con el CEO y los miembros del consejo de administración de la marca, para compartir ideas, oportunidades de negocio y contactos sociales que fortalecen e inspiran a aquellos que cambian el mundo”. Acabáramos. Ahora entiendo lo del naming. El core de Cuchicheo es un grupo de whatsapp sofisticado en el que, en lugar de comentar lo mala que es la profe de mates de 4ºB de ESO con nuestro amado e inocente –aunque zangolotino- retoño, se conspira para aumentar los precios del latte macchiato en el mundo, o para parar o no parar el coronavirus, según convenga. Eso sí, menuda agenda te tienes que hacer con Cuchicheo. Imagina las alertas en tu iPhone: “Donald Trump se ha unido a Cuchicheo”, “Delcy Rodríguez ha salido del grupo”. Tiene pintaza, voy a ver si queda algún Rolls en Compramostucoche.es.

Comentarios

Publicar un comentario

If you have a TypeKey or TypePad account, please Inicia sesión